Reflexiones 2.0 (Enterprise y Personales) de Marco Cimino

un momento de pausa entre la presión de cada día….

Posts Tagged ‘códigos qr

Condislife, rasca y gana con Zasqr

leave a comment »

Rasca y Gana Condisline

Rasca y Gana Condisline

El último centro Condislife inaugurado por Condis Supermercats el pasado 4 de diciembre en la calle Europa 18 de Barcelona, se ha sumado a las iniciativas promocionales a través del uso de códigos QR inteligentes de Zasqr organizando un “rasca y gana” para los clientes del establecimiento.

La iniciativa, anunciada por una serie de carteles presentes en los accesos del supermercado, brinda descuentos y regalos de manera aleatoria a todas las personas que escanean el código QR con la aplicación Zasqr para iPhone o Android.

Una vez leído el código aparece directamente el premio en la pantalla del móvil (sin la necesidad de indicar datos adicionales) seguido por las instrucciones para canjear el “cupón digital” en la caja del supermercado.

Los supermercados Condislife tienen una superficie superior a la media, de entre 800 y 1.300 metros cuadrados, y el objetivo es que la nueva marca conviva con Condis, de forma que esta última enseña sea el paraguas de los establecimientos de menos de 500 metros cuadrados y los de mayor superficie se agrupen bajo Condislife.

El objetivo de la nueva enseña es acercar los productos al consumidor, sobre todo los frescos, y reflejar en estos establecimientos las nuevas tecnologías y la innovación, así como especializar las tiendas en función de la zona para fidelizar a los consumidores.

Anuncios

¿Envases inteligentes o añadir inteligencia a los envases actuales?

leave a comment »

[tweetmeme source=”mcimino” only_single=false]

Me llamó la atención un artículo aparecido en Alimarket hace unos días en el cual se hablaba de la importancia de los envases inteligentes en términos de ayudar en la decisión de compra del consumidor y en facilitar la creación de una relación entre consumidores y marcas basadas en el valor.

En el futuro – cita el escrito – será posible crear envases que vayan mucho más allá de los límites actuales. Aunque ya existe la tecnología para diseñar envases interactivos, en realidad el coste por unidad sería prohibitivo. Sin embargo, es muy probable que en un futuro los costes se reduzcan y si las empresas sientan hoy las bases adecuadas, podrán beneficiarse antes de las innovaciones futuras.

En realidad lo que me llama la atención no es tanto el contenido del artículo, que por otra parte condivido plenamente, sino el hecho de que se hable de futuro, básicamente por culpa de los costes elevados de la tecnología a aplicar para el diseño de dichos envases. Es cierto, la tecnología actual no está al alcance de todos; el impacto sobre cada unidad es demasiado elevado así cómo los Smartphone capaces de utilizar tecnología NFC/RFID no son muchos, sin tener en cuenta el coste adicional necesario para aplicar dicha tecnología a los procesos de fabricación y envasado, pero….

En Zasqr hemos dado la vuelta al problema: en lugar de diseñar nuevos envases inteligentes, hemos añadido inteligencia a los envases actuales.

Hubiéramos podido desarrollar sofisticados envases capaces de interactuar con los consumidores. Pero finalmente hemos optado por  añadir inteligencia a muy bajo coste a los envases de toda la vida, aprovechando algo que desde hace muchos años está allí, realizando su trabajo de forma silenciosa: el código de barras.

Gracias a nuestra aplicación para Smartphone ahora los códigos de barras de los envases tienen la capacidad de interactuar con los consumidores, facilitándoles respuestas inmediatas a todas las dudas que puedan surgir cuando están delante de la estantería:

¿Es este el producto que encaja en lo que necesito?, ¿Qué valor me aporta con respeto a otro similar?, ¿Qué otros productos me ofrece esta marca?

El envase se convierte de esta manera en un elemento de contacto más con el consumidor (en todos sus estadios de proceso de compra/uso del producto, desde el lineal del supermercado hasta la nevera de casa), proporcionando en todo momento una información mucho más precisa sobre la funcionalidad, el correcto uso del producto, ayudándole a tomar una mejor decisión de compra que incremente la satisfacción y fidelidad hacia la marca.

Un elemento interactivo que ayude a las personas a conocer más de cerca las propiedades del producto, aprendan cómo utilizarlos correctamente y a sacarle mayor provecho, añadiendo así valor a nuestros productos. Sin contar la posibilidad de realizar acciones de promoción, premios, juegos y cualquier tipo de “interacción” con el consumidor.

Es también una nueva oportunidad para las marcas de establecer un contacto mucho más directo con los consumidores, ayudando a las personas a planificar mejor su alimentación, lograr un mejor aspecto o mantener  en orden su casa, aprender nuevas recetas de cocina o simplemente facilitará el acceso inmediato al manual de instrucciones de nuestros electrodomésticos con un simple “zas”.

Nuestra plataforma, gracias al uso de los códigos de barras y códigos QR dinámicos, es capaz de definir y controlar la funcionalidad asociada a cada producto desde la página web http://zasqr.com, pudiendo así modificar en todo momento la “experiencia” en la que el consumidor participará a partir de la lectura del código de barras que aparece en el envase del producto sin la necesidad de modificar el envase.

Podemos así lanzar cualquier acción promocional en cualquier momento y aplicarla a cualquier unidad de nuestro producto independientemente de donde esta se encuentre. Flexibilidad y costes muy ajustados, que no requiere modificar el envase y el proceso de fabricación de los productos.

Gracias a la tecnología de Zasqr las marcas podrán crear experiencias de compra más completas, que comiencen desde la misma estantería del punto de venta y continúen una vez adquirido el producto, en casa, sin la necesidad de modificar sus envases y a un coste realmente reducido.

Observando …. se entiende mejor

leave a comment »

[tweetmeme source=”mcimino” only_single=false] En efecto el título de este post debería ser: “todo lo que he aprendido en un experimento de observación de cómo es el comportamiento de la gente frente a uno o más códigos QR encontrados en la calle” (al más puro estilo Miguel Del Fresno, aka @Yo_antitwitter), pero he preferido darle más protagonismo a otro aspecto: la necesidad de la observación.

Solo observando el comportamiento de las personas delante del escaparate de una tienda ha sido posible llegar a una serie de conclusiones sobre el uso de los códigos QR en acciones de “street marketing”, que quiero compartir con vosotros. Algunas quizás obvias, otras no tanto. Y quizás incluso reveladoras sobre el “cuando utilizar y cuando no utilizar” un código QR en una campaña.

En resumen:

1)      Los códigos son la mayoría de las veces “invisibles”. Parece mentira pero la gente en principio no se da cuenta de la presencia de un código QR. No es suficiente poner códigos en un tamaño “normal” en un escaparate (por ejemplo) sino hay que poner un código de tamaño exagerado para que incluso moleste a la vista!! He visto en primera persona como la gente miraba el aparador evitando con la mirada el QR y fijándose el los objetos expuestos detrás del código. Preguntando después si se habían dado cuenta del código, la mayoría ni siquiera sabían que delante de sus narices había un QR. La solución ideal es que el código QR sea parte del mensaje promocional y no un elemento disociado de el.

2)      Tienen un efecto “diesel” que se amplifica en el tiempo. La curva de lecturas (el patrón que he podido deducir de las experiencias) empieza muy tímidamente (en las primeras 1-2 semanas) para luego empezar a subir exponencialmente. Este sistema proporciona resultados óptimos en campañas de medio / largo plazo. (a partir de 3-4 semanas).

3)      Los códigos son adictivos. En todos los casos las personas repiten. Tanto en casos de premios como de cupones de descuento el número de personas que a lo largo de la promoción vuelven a leer el código es muy elevado (más del 70%). Esto indica que hay un cierto factor de “adicción” a la lectura del código. En algunos casos incluso hemos detectado un comportamiento casi “enfermizo”, con lecturas compulsivas cada hora durante 3 y 4 días seguidos.

4)      No funciona el efecto “misterio”. Un código que no explique para que sirve y que valor aporta al usuario genera un 60% menos de lecturas que un código que lleva asociada una explicación.

5)      Cuantos más códigos mejor. La presencia de más códigos (con funcionalidad igual o distinta) incrementa el número de lecturas de todos los códigos. Si por ejemplo colocamos un código en el escaparate de dos tiendas (en un radio de 10-15 metros el una de la otra) en una misma calle con una promoción similar o totalmente distinta, obtendremos un 30% más de lecturas de cada código con respeto a poner un único código en una tienda de esa misma calle. Si incrementamos el número de códigos a 3 o 4, también se incrementará el número de lecturas unitarias (de cada código). La presencia de más códigos, no importa si de la misma marca/promoción u otras, ayuda a incrementar la visibilidad de todos ellos … es cómo cuando te fijas en una mujer embarazada en la calle y al cabo de un rato te das cuenta de la cantidad de mujeres embarazadas que hay 🙂

Written by Marco Cimino

septiembre 18, 2012 at 9:35 am

Publicado en marketing

Tagged with , , ,

…y si lo hiciésemos con un Barcode?

leave a comment »

[tweetmeme source=”mcimino” only_single=false]

Uno de los problemas principales a la hora de plantear algún tipo de promoción basada en códigos QR es la misma ubicación del código. Si queremos promocionar un establecimiento o una marca en concreto, os resultará obvio y hasta insultante, pero deberemos preocuparnos de colocar los códigos QR en un sitio visible (os aseguro que muchas veces no es así), idealmente a la altura de los ojos y explicar (con palabras o imágenes) cual será la acción o el valor que pretendemos aportar al consumidor a cambio de su preciado tiempo (dedicado a escanear el código correspondiente).

En este caso resulta relativamente sencillo encontrar el espacio necesario para poder colocar los códigos, incluso adaptando gráficamente los mismos al entorno.

Pero en el caso de promociones orientadas a productos aparece el problema del espacio: imprimir un código QR en el packaging del producto no siempre es fácil, sobretodo si pensamos a los grandes volúmenes de impresión a los que nos acostumbran nuestros proveedores. Resultado: seguiremos accediendo a los mejores momentos de “la Roja” durante meses si escaneamos el código QR que aparece en las latas de CocaCola!
Pero para eso existen los códigos dinámicos: códigos QR que pueden variar su funcionalidad en el tiempo, sin obligar modificar el código impreso.

Sigue quedando, pero, el problema del espacio. A veces resulta prácticamente imposible encajar un QR (juntamente a todos los demás elementos necesarios y a veces de obligado cumplimiento) en según que tipo de envase.

Por esa razón el equipo técnico de ZASQR le dio 2 vueltas más al tema, llegando a la pregunta clave: ¿y si lo hiciésemos a partir de la lectura del código de barras que ya existe en las confecciones de la mayoría de los productos?

Et voilá, ya lo tenemos!

En la última versión de la plataforma, hemos adaptado la aplicación móvil (para iPhone y Android) para que pueda ser capaz de leer códigos de barras tradicionales. Eso si, sin penalizar de ninguna de las maneras la espectacular velocidad de lectura de los códigos QR (eso explica el porqué de los dos botoncitos de lectura en la versión para iPhone).

Por otra parte el backoffice de la plataforma ha sido adaptado para poder asociar una lista de códigos de barras a cada experiencia, permitiendo así que desde la simple lectura de un código de barras con el lector de zasqr sea posible “invocar” una experiencia (campaña, promo, descuento, envío de información, etc..) que haya sido previamente diseñado a través del backoffice.

Con este último logro ponemos a disposición de las marcas una plataforma de marketing móvil aún más potente, capaz de ser utilizada sin ningún coste de preparación adicional en cualquier producto que incluso ya se encuentre en la cadena de distribución o en el punto de venta, y capaz de aportar realmente valor a los consumidores.

Se me ocurren decenas de aplicaciones posibles, además de las típicas campañas de promoción. Pensad simplemente en recibir el manual de instrucciones de cualquier electrodoméstico (en mi propio idioma), por email y en formato PDF, simplemente leyendo el código de barras de la confección del producto. O el recuperar el prospecto de un medicamento leyendo el código de barras… las fechas de la gira mundial de mi grupo preferido leyendo el barcode impreso en su último CD, o el primer capítulo del próximo libro de ….. WOW, aun mejor.. preparar el “mi lista de la compra” escaneando el barcode de los productos directamente desde mi nevera!

Bueno, creo que es una noticia suficientemente importante como para celebrarlo, no? Por esa razón hemos organizado un concurso en el cual vamos a regalar 1.000€ a una persona afortunada que a partir de hoy y durante todo el mes de agosto sea capaz de descubrir detrás de que código de barras de un producto cualquiera (de los que se encuentran en el supermercado) hemos escondido el premio.

En nuestro blog hemos publicado las instrucciones detalladas para poder participar. No hace falta que os diga que cuantos más códigos de barras seáis capaces de leer, más probabilidades de encontrar el código que esconde el premio tendréis. 

Por “sea caso”  ya está dicho! Feliz verano con zasqr!

Written by Marco Cimino

julio 31, 2012 at 12:58 pm

Uso de los códigos QR en farmacias

leave a comment »

[tweetmeme source=”mcimino” only_single=false]

El modelo de negocio de las farmacias ha evolucionado en los últimos años, pasando a ser de “dispensadores” de medicamentos a verdaderos centros de formación y orientación de los consumidores, acercándose cada vez más a sus necesidades y  llevándoles a analizar y entender las razones que llevan a estos últimos a consumir.

En este proceso de adaptación a las necesidades del mercado, resulta habitual encontrar farmacias con presencia en las redes sociales y, como reflejo de la adaptación al medio digital, son ya muchos los casos de adopción  del código QR como elemento más en la comunicación y promoción.

Si analizamos pero el uso de los códigos QR, volvemos a “topar” con los errores (desde nuestro punto de vista) de siempre:

  • El código QR es un mero “acortador de url” que pretende llevarme desde la calle al mundo virtual (es el caso del QR de la derecha que nos lleva a la página de facebook), sin ofrecerme nada a cambio en compensación de mi atención.
  • El código QR no tiene en cuenta el contexto (es el caso del QR de la izquierda que me lleva a la página web de la farmacia, que no está adaptada a teléfono móvil).

Si damos la vuelta a la situación y pensamos en el consumidor como el “verdadero protagonista”, se nos ocurren 3 ejemplos de “experiencia” a ofrecerle, orientadas a la generación de valor para la persona en el contexto en el que se encuentra (paseando delante de nuestro aparador con un smartphone en el bolsillo).

Os invitamos a descargar la aplicación zasqr desde el App Store o Google Play para poder vivir en primera persona las experiencias y entender de qué estamos hablando.

En este primer caso el código zasqr permite la suscripción a nuestro programa de fidelización. Sin largos cuestionarios, sin esperas, sin necesidad de entrar en la farmacia. La lectura genera el envío de los datos del usuario a la farmacia, que responde de forma automática con un mail de agradecimiento, el catálogo actualizado de los regalos y un bono de 200 puntos gratuitos que se cargan en la tarjeta como recompensa por la lectura del código.

En este segundo ejemplo invitamos a nuestros clientes a descubrir el artículo en promoción de la semana.

La lectura del código desvela de que producto o línea de productos se trata, enviando automáticamente un mail con un bono descuento del 10% sobre el precio de compra. Simple y rápido.

En el último ejemplo, hemos organizado un concurso en el cual los participantes deberán contestar a una pregunta sencilla relacionada con nuestros productos de cosmética. Todos los participantes que respondan correctamente participarán en el sorteo de una sesión de maquillaje en nuestro centro.

Experiencias que aportan valor, pensadas para el contexto en el que se encuentra el consumidor, con capacidad de “propagación” en redes sociales. Esto es zasqr!

Written by Marco Cimino

julio 4, 2012 at 9:24 am

Códigos QR; lo que menos importa es el código!

leave a comment »

El uso de los códigos QR se está poco a poco extendiendo en el día a día de los departamentos de marketing, al punto en que comienza a ser bastante habitual (también en nuestro país) comenzar a ver estos códigos en los aparadores de las tiendas y oficinas bancarias, en vallas publicitarias, folletos, diarios y otros soporte hasta llegar al envase de algunos productos, como por ejemplo la misma lata de Coca-Cola.

En la mayoría de los casos, pero, la funcionalidad del código se resume en llevarnos a una URL correspondiente a una página web, una “fanpage” en Facebook o vídeo en youtube, convirtiendo el código en algo que únicamente nos permite ahorrarnos la escritura de un link, a veces largo y difícil de recordar.

Bueno, esto hasta ahora. Porqué lo “chicos” de zasqr.com le han dado la vuelta a la tortilla, desarrollando una idea  totalmente innovadora.

Se trata de una red social que permite la creación de acciones o “experiencias” (como las definen ellos mismos) que  se pueden llevar al mundo real utilizando un código QR “especial”, un código zasqr!

Utilizando una APP para smartphone específica es posible “desencadenar” la ejecución de la experiencia simplemente capturando el código zasqr correspondiente.

Para entender de que se trata, imaginemos alguna experiencia.

Un diario puede utilizar 2 tipos de experiencia previstos por la red, la “lo leeré más tarde” y “encuesta“.

El en primer caso imprimiríamos el código zasqr en aquellos artículos que representan los puntos fuertes de la publicación; un editorial, columna de opinión o la contra.. como queramos definirlos. El uso del código resultaría útil para aquellas personas que quieran recibir una copia del artículo en su teléfono o en su email, bien porqué quieran acabar de leerlo en otro momento, bien porqué les haya resultado particularmente interesante y quieran compartirlo con los demás.

Esta “experiencia”, además, podría socializarse a través del propio timeline de zasqr y de otras redes sociales como twitter y facebook, gracias a un mensaje definido previamente por el creador de la experiencia, que el lector puede compartir fácilmente desde su teléfono móvil.

En el segundo caso (encuesta), el lector de la edición en papel del diario puede interactuar respondiendo a una encuesta directamente desde su móvil simplemente leyendo el código correspondiente a su respuesta. La APP devolvería en tiempo real los datos de participación y los porcentajes de todas las personas que (desde el mundo offline) están interactuando con el diario.

Un tercer tipo de experiencia, llamada “quiero tu opinión”, permitiría hacer nuestra aportación escribiendo un mensaje de 140 caracteres después de haber leído el código zasqr que identifica el argumento o pregunta abierta formulada por el mismo diario. También en este caso estaríamos interactuando desde el mundo offline, mientras otras personas y nuestras propias conexiones en las redes sociales, viendo nuestra opinión, podrían participar en la misma experiencia.

Los usos son realmente ilimitados. Desde suscribir el club de amigos de un parque de atracciones simplemente leyendo el código impreso en los “totems” publicitarios presentes en la entrada, hasta recibir por email una receta de cocina especial (y correspondiente lista de ingredientes para que no se nos olvide nada) leyendo el código zasqr impreso en la confección de pasta o arroz, pasando por cupones descuento, sorteos, compartir fotos tomadas en un mismo punto para crear un álbum de  fotos general… y todo esto además magnificado por el efecto boca-oreja de las redes sociales.

Esta misma mañana se ha abierto el pre-registro en la web que además dará derecho a participar en el sorteo de un nuevo iPad o iPhone 4s (según lo que prefiera el ganador), previsto a partir del 20 de junio. Las personas que se registren antes de esa fecha, además, tendrán el acceso asegurado ya que todavía no está claro si en la primera fase se permitirá el uso de la red a un número limitado de personas para evitar posibles problemas de rendimiento y disponibilidad de un servicio que todavía no se ha probado “en real”.

En las próximas semanas en el blog de zasqr iremos explicando (en píldoras)  la funcionalidad de la nueva red, hasta su apertura oficial, prevista a mediados del mes de junio. Y digo “iremos” porqué es un inmenso orgullo y placer poder participar en la iniciativa como product manager, para encargarme del futuro desarrollo del producto.

Zasqr es una red social de valor pensada para que las personas, empresas e instituciones puedan crear experiencias offline a compartir en el mundo online.

Promete bien, no?

Written by Marco Cimino

mayo 7, 2012 at 11:35 am

A %d blogueros les gusta esto: