Reflexiones 2.0 (Enterprise y Personales) de Marco Cimino

un momento de pausa entre la presión de cada día….

La información es poder

with 2 comments


[tweetmeme source=”mcimino” only_single=false]Los que pertenecen a mi generación (y las anteriores, que tampoco soy tan mayor!) hemos crecido con la convicción que la información es poder.

Fruto de este “credo” la proliferación de informes, reports, escandallos, tablas, listados, gráficas, cuadros de mando y millones de formatos distintos para representar con el máximo detalle el estado de salud de la empresa o el tiempo de producción, la rentabilidad de la cadena productiva, el inventario de almacén i cualquier otra información que se consideraba de interés.

Recuerdo, en una etapa profesional anterior, un informe que llegaba a tener más de 100 páginas que recibíamos unos días antes de la celebración del comité de gestión mensual y que se suponía que cada uno de los que participábamos debíamos leer detenidamente para preparar la reunión y centrarnos en los temas realmente importantes.

Que nadie me oiga (bueno, es un manera de decir 🙂 ), pero la verdad es que nunca llegué a leerme entero en documento y sobretodo nunca llegué a interpretar en su totalidad los eventos que quedaban plasmados en él.

En la mayoría de los casos faltaba el conocimiento de otras áreas de la empresa (para un responsable de sistemas no siempre es directamente interpretable un gráfico de evolución de las ventas) y el saber poner en contexto la información, para sacar las conclusiones oportunas.

Por otro lado, el exceso de información que estamos viviendo desde hace unas décadas y la velocidad con la cual la información que recibimos ya no es válida (por la velocidad con la que cambian los escenarios hoy en día), provocan que no sirva de nada el querer profundizar en ciertos datos si no disponemos de la ayuda suficiente para poderlos interpretar.

He aquí donde adquiere una importancia vital el concepto de “colaboración”, las herramientas que lo soportan y las “comunidades de expertos” en las empresas.

Siguiendo un modelo similar al de la redes sociales, el uso de las herramientas de colaboración y su evolución hacia el software social, permite instaurar en las organizaciones un modelo de relación no-jerárquico entre los distintos individuos, facilitando la trasmisión del conocimiento y la búsqueda de expertos entre los integrantes de la organización.

Poco a poco nos damos cuenta que, para tomar decisiones, resulta más importante el poder acceder a las opiniones de los expertos que el disponer de la información adecuada. Es más eficaz disponer de la ayuda de una persona de nuestra organización que sepa poner en contexto e interpretar la información que el acceso a un nivel de detalle extremo de la misma. Y estas conexiones, que se rigen por “meritocracia” y “reputación” de los proprio individuos, aportan un valor fundamental a la empresa, mejorando el proceso de toma de decisión tanto en calidad como en agilidad / tiempo.

Por otro lado, la participación activa y, a veces, visible de los miembros de la organización en el proceso de toma de decisión de la empresa, genera mayor implicación del personal y mejora su recompensa emocional.

El uso de las herramientas de colaboración vuelve a poner el acento en las personas en lugar de la información. Durante muchos años hemos dedicado nuestro tiempo en recoger, catalogar, memorizar montañas de información para que supuestamente fuera fácil de recuperar, perdiendo de vista que en muchos casos esa información pierde de valor en le mismo momento en que no sabemos interpretarla. Hoy deberíamos dedicar el tiempo en descubrir a los talentos que nos permiten interpretar la información, ayudándonos a tomar las decisiones que el negocio nos requiere.

Anuncios

Written by Marco Cimino

enero 20, 2011 a 1:16 am

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Yo aprendía gestionar la información “brutalmente desmesurada” en una escuela de negocios en donde cada lunes nos encomendaban la resolución de un caso práctico y la información que nos daban era sencillamente indigerible. No había más remedio que repartir el trabajo, preguntar a expertos, sintetizar, chequear y finalmente……tomar decisiones correctas.
    ¿no está pasando ahora mas o menos lo mismo que en aquella época -demasiado lejana, por cierto-?.
    Otro tema es la necesidad que tienen las organizaciones de “dar juego” a la mayor parte de sus miembros para lograr la máxima involucrción de los mismos en las descisiones que se tomen.

    Manuel Granada

    enero 25, 2011 at 8:29 pm

  2. Hola Manuel,

    es evidente que padecemos una indigestión de información que muchas veces, si no la sabemos interpretar, nos lleva a tomar decisiones incorrectas o inclusive nos bloquea.
    es por esto que creo que, en el contexto actual, es más importante disponer del contacto con las personas que nos pueden ayudar a interpretar, entender y decidir.

    una buena amiga mía suele decir: “yo no se hacer de todo, pero conozco a la gente que lo sabe hacer…”

    gracias por compartirlo, un abrazo!

    Marco Cimino

    enero 26, 2011 at 8:22 am


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: