Reflexiones 2.0 (Enterprise y Personales) de Marco Cimino

un momento de pausa entre la presión de cada día….

Posts Tagged ‘Navidad

Cambiamos 10 wissiu por 1 Like .. ¿hay trato?

leave a comment »

Logo_zasqr_trans_navidadSe acerca la Navidad (o casi :-) ) … llega el momento de pensar en regalos y felicitaciones … nuestra pareja, los niños, nuestras madres y padres… aquel hijo que se fue a vivir al extranjero… un hermano que ….

Regalos, tarjetas, postales… frases inventadas y no tan inventadas para transmitir nuestros sentimientos …. Y ZAS!

El equipo de ZASQR hemos inventado un sistema divertido para felicitar las navidades (o cualquier cosa) a nuestros seres queridos y no tan queridos: y lo hemos llamado wissiu {güish iu}.

Se trata de un código QR que puede llevar nuestra felicitación en formato vídeo, nota vocal, imagen, PDF, etc….. en solo 3 pasos  (obviamente lo primero es conseguir un código QR wissiu):

1)      Graba tu felicitación como más te apetezca: video, nota vocal, foto, etc…

2)      Envía tu felicitación directamente desde tu móvil a la dirección de correo hola@zasqr.com, indicando en el asunto del mensaje el número de serie que aparece debajo del código QR

3)      Adjunta el código QR a tu regalo o postal. Imprímelo, recórtalo o simplemente adjuntalo a tu regalo.

Ya está, en 15 minutos desde el envío de tu email el código se activará y el destinatario de la felicitación simplemente tendrá que escanear el código QR con nuestro lector ZASQR para descubrir el mensaje personalizado.

¿Te gusta la idea?

Y cómo conseguir un código wissiu? Los códigos wissiu no están a la venta, pero hasta el 15 de diciembre puedes conseguir gratuitamente un pack de 10 códigos si te haces fan de nuestra página en Facebook , y así podrás enviar tus felicitaciones de una forma divertida y diferente.

1 like = 10 wissiu ¿hay trato?

Anuncios

Written by Marco Cimino

noviembre 7, 2013 at 10:53 am

Feliz Navidad!

with one comment

[tweetmeme source=”mcimino” only_single=false]

Entre 1950 y 1960, Joe Redington, competidor y fiel defensor de las carreras de mushing, consiguió despertar y mantener el verdadero espíritu de la Iditarod (carrera de fama internacional por su dureza e intensidad).

Para él, era una forma de vida, una placentera asociación laboral con sus perros, un concepto de valor, entrega, servicio y respeto, tanto a sus compañeros como a su espíritu, su mayor tesoro.

Conoce otra historia de pasión, entrega y éxito. La de Lance Mackey, de la mano del director Greg Kohs para Lance Armstrong’s Livestrong Foundation.

Os deseo lo mejor para vosotros y vuestras familias, feliz Navidad y un 2011 lleno de pasión!



Written by Marco Cimino

diciembre 22, 2010 at 12:07 pm

Publicado en personal

Tagged with

Cuento de Navidad: Cuando el cliente no es lo importante

with 3 comments

Erase una vez una vendedora de una tienda de mi barrio, María. María era una mujer entrañable, extrovertida y dedicada con pasión a su trabajo. Conocía muy bien a sus clientes y siempre intentaba escucharles para ofrecerles el mejor producto de su tienda.

María era un personaje reconocido en el barrio, todos los clientes tenían muy buena opinión de ella. Honesta, muy trabajadora, siempre sonriente y paciente con las personas que entraban en su casa.

Una de las principales preocupaciones de María era el poder caminar por el barrio con la cabeza bien alta. Con la tranquilidad de ser una persona amada y respetada entre los vecinos. Por eso, y por qué le encantaba su trabajo, siempre buscaba la mejor solución para sus cliente. El cliente para María lo era todo!

Pobre María. Se jubiló un 25 de febrero, se marchó a otra ciudad y nunca más la volvimos a ver por el barrio.

Ese mismo año la tienda se integró en una central de compras y llegó Marta. Joven, dinámica, guapa.  Marta no vivía en el mismo barrio, venía del barrio de al lado y volvía a su casa cada día. En el barrio Marta era una desconocida, la mayoría de los vecinos no sabían su nombre. Ella era simplemente “la chica de la tienda”.

Con el pasar del tiempo la central de compras se puso cada vez más estricta con Marta. Empezaron con fijar unos objetivos de ventas y a pagarle unas comisiones en función del objetivo.

Marta se cansó de tanta presión y se fue de la tienda con el mismo ruido con el que había llegado.

Lucía tenía el perfil típico del “Mileurista”. Era su primer trabajo y era tan joven que todavía no le importaba mucho lo que hacía. Lo importante era tener algún “dinerillo” para poder costear algún que otro capricho y poder ser mínimamente autónoma del punto de vista económico.

Lucía se limitaba a hacer su horario de trabajo, atender con cordialidad y respeto a los clientes y aguantar a su jefe de área por los “rollos patateros” de que si las ventas, las cuotas, las promociones y los carteles con los precios en el aparador.

Lucía duró poco, se le acabo el contrato y vino otra Lucía, y luego otra, y otra….

La tienda empezó a ir mal y fue absorbida por una cadena (de hecho ni siquiera recuerdo el nombre). Toni, el responsable de zona se preocupaba de las ventas de todas las tiendas de su área y de seguir las promociones que desde la central le enviaban en todo momento. Allí se firmaban los contratos por volumen con los fabricantes y se decidían los productos que había que vender, ofreciéndolos a un precio más interesante o acompañándolos a veces con regalos y algún que otro gadget.

Ya no era como antes, ya no importaba quien fuese a comprar. Lo único que importaba es que aquellos productos (y no otros) se vendieran lo más rápido posible para dejar el espacio para nuevos productos “en promoción”.

Conocimos a Ana, Yolanda, Esther, Mario, Alberto.. todos llegaban y se iban sin apenas hacer ruido.

Han pasado muchos años desde que se fuera María. Yo ya no soy aquel niño, tengo familia, 2 hijos .. y cada vez que paso por delante de la tienda del barrio me acuerdo de ella, María. De su sonrisa, de su manera de saludar, de cuando pasábamos en estas fechas delante de la tienda y ella, desde dentro, agitaba las manos y chillaba: Feliz navidad!!

Written by Marco Cimino

diciembre 23, 2009 at 2:00 pm

La primera felicitación de Navidad

with 3 comments

IMG_0034Desde siempre “lo primero” ha sido lo más importante. El primer paso, la primera papilla, el primer día de clase, el primer beso, el primer examen, el primer trabajo, el primer jefe, el primer proyecto, la primera casa.

Siempre hemos tenido la tendencia a atribuir un sentido especial a las cosas que suceden por primera vez, antes que las demás, antes de que alguien más tenga la oportunidad de hacer lo mismo. Lo primero es más autentico, más veraz, deja huella.

Esta tarde he recibido la primera felicitación de este año. El organizador de la comunidad de la aldea Vicente Ferrer, en Anantapur (INDIA), nos escribe en nombre de nuestro ahijado, felicitando las navidades y recordánonos el enorme trabajo que realizan allí.

Lo primero siempre será lo primero; Feliz Navidad!

Written by Marco Cimino

noviembre 13, 2009 at 9:04 pm

A %d blogueros les gusta esto: