Reflexiones 2.0 (Enterprise y Personales) de Marco Cimino

un momento de pausa entre la presión de cada día….

Archive for agosto 2009

eCommerce, Vender o gestionar experiencias?

with 4 comments

angry2Hace unos días Marc Cortés publicaba un post en su blog explicando una mala experiencia vivida en un proceso de compra por internet, reflexionando sobre el verdadero objetivo de las empresas que utilizan internet como canal de ventas. ¿Tenemos que limitarnos a vender y ganar dinero o, como bien indica Marc hay que hacerlo a través de la gestión de las experiencias del cliente con la marca y la satisfacción de sus expectativas?

El post ha generado muchas opiniones distintas, que podemos resumir en los que estamos de acuerdo con Marc (yo me incluyo en este grupo) en que es absolutamente necesario tener en cuenta en todo momento el cliente y gestionar su experiencia por encima de todo, y los que sin estar en contra de esta posición son más comprensivos con las empresas (sobre todo las PYMEs) alegando que a veces la falta de recursos y/o experiencia provoca que el resultado no sea el esperado.

En mi opinión personal cualquier proyecto (incluyendo la venta on line) requiere que previamente la empresa tenga claros los objetivos a conseguir y sea capaz de diseñar un plan para asumirlos, teniendo en cuenta todas las consecuencias y la inversión necesaria. Muchas veces la falta de objetivos claros es el principal culpable de que los proyectos no tengan tanto éxito como esperamos.

Para continuar con esta discusión me permito tomar el testigo, explicando una mala experiencia (vivida en primera persona el pasado fin de semana) en la cual no hay escusa posible ya que se trata de una entidad bancaria que dispone de los recursos necesarios y la experiencia (directa o indirecta) para garantizar que la experiencia del cliente sea absolutamente satisfactoria. Lamentablemente no fue así!

El pasado viernes por la tarde nuestro director financiero (que todavía estaba de vacaciones) me pidió que realizara una transferencia urgente desde nuesta cuenta del Banco Popular a otra cuenta de la empresa. Me conecté a la plataforma electrónica del banco para realizar una transferencia OMF (a través del Banco de España) que garantiza (a cambio de un coste adicional) que se reciba el importe en la cuenta de destino el mismo día que que se realiza la transferencia.

Una vez realizada la operación sin ningún mensaje de error (en la web aparece como “en tramitación”), el sistema de banca electrónica envió un email a nuestro director indicando que se había realizado la transferencia. Hasta aquí todo correcto.

A la mañana siguiente (sábado), recibo una nota de mi financiero que me indica que el dinero no ha llegado a destinación. Me conecto a la web del Banco Popular y verifico que la operación sigue en estado “en tramitación” y que el saldo de la cuenta ha quedado invariado. Resultado, el banco nos ha indicado por email que se había tramitado la operación, sin embargo seguía pendiente.

Llamé al número de teléfono de atención al cliente que aparece en la web (sin más explicación) y una grabación me indica que el horario de atención es de lunes a viernes de 08:00 a 22:00 horas. Podéis imaginar el cabreo! Puedo llegar a entender que no me atiendan en sábado, pero lo que no entiendo es que me obliguen a realizar una llamada para decírmelo, podían haberlo indicado en la web!

Sigo navegando por la aplicación y me doy cuenta que al salir, aparece un número de teléfono distinto al anterior. Llamo al nuevo número de atención al cliente y consigo hablar con una persona (que responde al nombre de Claudio) que muy amablemente me indica que las transferencias OMF se ejecutan como muy tarde hasta las 13:30 horas y que el lunes tendré que ponerme en contacto con mi oficina bancaria ya que una transferencia urgente que no se puede realizar en el mismo día de la solicitud queda automáticamente anulada!

En ese momento pregunté porqué la aplicación de banca no bloquea esa opción a partir de las 13:30 y perqué aparece en estado “en trámite” y perqué recibimos un mail de confirmación. Ninguna respuesta! Claudio me repite que me ponga en contacto con la oficina.

Esta mañana hemos llamado la oficina y nos han confirmado que era necesario volver a realizar la transferencia. Pero la cosa más divertida ha sido que, volviéndome a conectar con el sistema he visto que esta mañana Banco Popular había realizado la transferencia del viernes!

Intento resumir la experiencia:

Falta de información, desconcierto: realizo una operación que el mismo banco me confirma por mail pero puedo constatar que no se ha realizado.

Cabreo, sensación de impotencia: me obligan a llamar para decirme que no me pueden atender (bastaba indicarlo en la web, de 08:00 a 22:00.. sencillo, no?).

Falta de transparencia: encuentro otro teléfono distinto que me indica que lo que estoy haciendo no va a ser atendido (pensaban decírmelo algún día?, podían indicarlo en la web que estaba fuera horario?).

Falta de confianza, descontrol: la propia oficina no sabe como funciona el banco; me dice que repita la operación, sin embargo ya está hecha.

Falta de atención: el empleado de la oficina ni tan solo ha verificado como estaba mi cuenta corriente!

En resumen: una experiencia absolutamente desastrosa que (más allá de la falta de presupuesto o experiencia) nos indica que el Banco Popular se ha limitado a llevar a la web la operativa de una oficina bancaria sin preocuparse por gestionar la experiencia y las expectativas de sus clientes. No creo sean necesario más comentarios.

Y hablando de expectativas, (os aconsejo también la lectura de mis amigos Borjaime) tengo la corazonada que Xavier Bermudez nos hablará muy pronto de ello! 🙂

Banco Popular, mucho camino por recorrer!

Anuncios

Written by Marco Cimino

agosto 29, 2009 at 8:49 pm

Una experiencia de usuario inmejorable

with 9 comments

viajes_2009

imagen extraída de la web de la Fundación Vicente Ferrer

Hace un par de semanas conversando con mi cuñada en la playa, me comentó que estaba buscando información de la Fundación Vicente Ferrer y en concreto del proceso de apadrinamiento de un niño/a de la India.

Le comenté que llevaba mi portátil con UMTS y me ofrecí a buscarle la información.

Esa misma tarde me conecté a la web de la fundación http://www.fundacionvicenteferrer.org y descubrí una web simple, muy bien organizada, que de una forma clara y esquemática proporciona toda la información necesaria para conocer la labor de la Fundación, los métodos de trabajo y su fundamento, así como las diferentes formulas de ayuda y los procedimientos necesarios para apadrinar a un niño/a.

También encontré muy útil y muy bien organizado el apartado de preguntas frecuentes asociado a cada procedimiento que, con un lenguaje simple y directo, explica con claridad cómo se reparten las aportaciones mensuales, que tipo de relación (también del punto de vista legal) habrá con el niño/a, como comunicarse con el/ella y otras muchas dudas que de forma muy lícita podrían “poner en peligro” la “experiencia de compra” del “cliente”

Sin pensarlo demasiado, decidí clicar en el botón  “apadrina ahora” y la web me llevó a un formulario muy simple e intuitivo que en la cabecera me avisaba que también es posible apadrinar por teléfono, llamando al 902 370 377.

Al final del “proceso de compra”, un mensaje me avisaba que en unos días la Fundación se pondría en contacto con nosotros para facilitarnos más datos. Un proceso sencillo, rápido y sin errores.

Pero la verdadera “experiencia de usuario” se ha materializado esta tarde. Al volver del trabajo encuentro un sobre de la Fundación Vicente Ferrer que contiene una carta de su Director General, Jordi Folgado Ferrer, dándome la bienvenida a su programa de ayuda.

El sobre también contiene una Guía del Apadrinamiento que explica todo lo que previamente había podido encontrar en la web y una postal de VANNURSWAMY (así se llama mi nuevo ahijado) que explica quien es, su edad, algunos detalles acerca de su familia y una estupenda foto para acabar de experimentar la “mejor experiencia de usuario” que nunca he probado en mi piel!

Es evidente que en la Fundación Vicente Ferrer saben perfectamente como crear una “experiencia inmejorable” que empieza en la web y acaba con la recepción del “pack de bienvenida”.

Bienvenido VANNURSWAMY, a partir de hoy cada 3 de abril será un día especial para nuestra familia, gracias a la Fundación Vicente Ferrer!

Written by Marco Cimino

agosto 27, 2009 at 1:40 am

Probando Danone Barcelona ..1..2..3

with 3 comments

danone

Ayer quisimos probar (mi inseparable @emurcia y un servidor) el restaurante que Danone abrió en Barcelona el pasado mes de abril, en la Avenida Diagonal cerca de la plaza Francesc Maciá (en la planta baja del edificio Godó).

De forma “premeditada” fuimos simplemente a comer (como entiendo que hará la mayoría de la gente) y sin haber leído previamente otros comentarios en internet (que a toro pasado veo que no son del todo positivos). Esto es que pasó!

Justo en la entrada, hay un banco central que sirve para “degustar” productos Danone, básicamente yogur con la posibilidad de elegir entre distintos toppings.

En la zona de la izquierda hay otros espacio destinado a la promoción / compra de productos de la marca; pero lo que llama la atención o, mejor dicho, la reacción natural de una persona que entra es dirigirse hacia la derecha en una de las 2 zonas reservadas al restaurante.

Todo el ambiente está basado en colores blanco y azul con elementos minimalistas / futuristas sin exageración ni en un sentido ni en el otro.

Una vez sentados, la primera sensación es que las mesas están un pelín juntas. No hay mucho espacio entre mesa y mesa y esto puede resultar algo molesto. Desde el espacio del restaurante podemos apreciar una zona que al entrar no es muy visible (llamada “zona interactiva”), en la cual se puede conocer la historia de la marca Danone a través de una serie de pantallas y murales.

Leemos la carta. Por lo que podemos entender (el camarero no nos pregunta si necesitamos ayuda, pero por otra parte el menú es un tríptico muy completo, apto para “no perezosos en la lectura”) hay 2 posibilidades de menú.

Un menú que permite elegir entre 4/5 primeros, 4/5 segundos, 4 postres, agua y pan. Este menú es “temático” con rotación mensual. Este mes se trata de un menú “cardiovascular” basado en ensaladas con frutos secos y una salsa de yogur de primero, carne o pescado a la plancha de segundo, y fruta fresca o yogur de postre. Este menú además lleva como regalo una unidad de Danacol a elección que hay que pedir, previa presentación del ticket, en la zona de promoción de la izquierda de la entrada.

La segunda opción (un poco más difícil de interpretar a la primera) asocia a cada plato de la carta un color determinado, proponiendo una combinación de colores para cada día de la semana e indicando la combinación a utilizar tanto para la comida como para la cena.

Parece a primera vista una opción inteligente, orientada a personas que quieran una alimentación mínimamente sana y que estén obligadas a comer fuera de casa cada día.

Nosotros tomamos el menú “cardio”. Fresquito, sabor más que correcto, teniendo en cuenta que se trata de un restaurante con menú a 12 €. y que los platos son de catering (no hay cocina en el local, además el ticket “delata” el nombre de la empresa que gestiona el catering en nombre de Danone).

El trato del personal es correcto, las esperas normales, vamos.. no podemos destacar nada especial, ni en un sentido ni en el otro.

Al final nos tomamos nuestro café (mejor que el de algunos bares / restaurantes de la zona) y nuestro Danacol de “premio”.

Nuestra “experiencia de usuario” al salir:

  • precio y calidad correctos, servicio correcto, todo bastante equilibrado
  • entendemos el mensaje, la relación entre la marca y el concepto de alimentación equilibrada, saludable
  • pocos estímulos para visitar la parte de promoción y la zona interactiva, quizás no sea tampoco eso el objetivo
  • el personal se limita a su función de servicio, sin informar de lo que se puede encontrar en las otras zonas

Nos ha parecido, en definitiva, una buena manera de llevar “a la calle” la apuesta que la marca está haciendo (y la relación entre Danone y salud que se pretende afianzar), promocionando los hábitos por una alimentación equilibrada y una vida sana en términos generales.

En fin, todo es mejorable y nadie es perfecto … pero de momento os merecéis un Bravo Danone! 🙂

Written by Marco Cimino

agosto 26, 2009 at 2:00 am

Publicado en marketing

Tagged with , , , , ,

El ocaso de la empresa convencional

with 6 comments

thumb_ponte rialtoLas primeras luces de la mañana acompañaban el ruido de las barcas que llegaban a Rialto desde el Canal Grande. El movimiento ágil pero silencioso de los mercantes se repetía una vez más en el mercado que en aquella época representaba la puerta entre Oriente y Occidente.

No había mucho tiempo, todo tenía que estar preparado para el momento en que los primeros peregrinos que llegaban de toda Europa camino de la Tierra Santa encontrasen todo tipo de especias, azúcar, telas y manjares para ayudarles a que el camino fuese más cómodo.

Cada parada del mercado era un sinfín de colores y olores acompañadas de las historias más increíbles de batallas ganadas, dragones vencidos, Reyes y Reinas de países lejanos, que convertían cada pieza en algo único, irrepetible.

Los mercantes exponían sus tesoros y hablaban de sus aventuras a los peregrinos que se acercaban a las paradas deseosos de conocer más de cerca aquello que se escondía detrás de cada historia.

Aquel mercado era en centro del Universo. Miles de personas pasaban cada día y miles de conversaciones se establecían de forma natural, genuina, entre los mercantes, los peregrinos, los curiosos y todos aquellos que vivían el mercado como la principal actividad del día.

Con un ejemplo similar (yo me he permitido el placer de inventarme uno ambientado en el mercado de Rialto en Venecia) el Manifiesto Cluetrain introduce la tesis que defiende la conversación humana y natural como el autentico lenguaje del comercio.

El ejemplo del mercado medieval (como expresión más autentica del mercadeo, marketing en definitiva) es un modelo que poco a poco está resurgiendo en el mundo de los negocios. O mejor dicho, están resurgiendo sus principios según los cuales el mercado son conversaciones; conversaciones humanas, autenticas en las cuales todos ganamos.

El período en el cual los negocios, por efecto de la revolución industrial y las cadenas de producción, perdieron la voz ha terminado. La llegada de Internet y de los Social Media nos facilita un sistema de comunicación global que elimina las estructuras de poder y las burocracias sin sentido, para ponernos todos en contacto.

Ha llegado la época en la cual el organigrama ha dejado de tener sentido. Las empresas que sobrevivirán son las empresas que se rigen por hipervínculos entre las personas. Las empresas que sustituyen el mensaje corporativo unidireccional por las conversaciones entre sus empleados y los clientes, en definitiva las conversaciones con el mercado.

Escrito por un ingeniero, un consultor, un experto en marketing y un editor, el Manifiesto Cluetrain es un rechazo al enfoque tradicional del mundo empresarial. Su contenido se basa en 95 tesis publicadas en 199 en Internet en la página www.cluetrain.com por los autores del libro y firmadas hasta la fecha por cientos de personas del mundo de marketing, política, empresa, etc.

Las tesis hablan de marketing y de relación con el mercado pero también de relaciones humanas, de transparencia, de empresa. No se trata de un manual práctico sino simplemente se quiere describir como son los negocios en realidad y en que se están convirtiendo gracias a la llegada de la red y de los Social Media.

Un libro importante, indispensable, a leer con mucha atención pero al mismo tiempo con criticidad. Hay grandes verdades escritas aquí, pero también hay elementos de reflexión respeto a como queremos que sea nuestro futuro, en el mundo de los negocios, del marketing, de la publicidad y de la empresa en general.

Lectura obligada, Manifiesto Cluetrain, editado en España por Deusto.

Written by Marco Cimino

agosto 18, 2009 at 1:21 pm

Si no decides no estás vivo!

with one comment

A lo largo de nuestra vida estamos obligados cada día a tomar alguna decisión, desde muy básicas (que corbata me pongo con esta camisa) hasta muy importantes y que posiblemente condicionarán nuestra vida y las vidas de las personas más cercanas.

Tomar decisiones es parte integrante de nuestra vida, casi me atrevería a decir que si no decidimos lo más probables es que no estemos vivos (o estemos muertos, que es lo mismo!). Tomar decisiones es un proceso muy complejo que se basa en una mezcla de conocimiento,experiencia, cultura, instinto y factores externos que pueden influir en nuestras decisiones en un sentido o en el otro.

Pero también es un proceso enriquecedor: nos marca hitos, nos permite aprender capitalizando la experiencia, y a veces (cuando nos equivocamos) nos marca un “toque de atención” que nos vuelve a llevar a la realidad si estamos “despistados”.

Un gran amigo mio, que me acompañó muy de cerca en mis primeros “pasos laborales” siempre me decía: “no tengas miedo a tomar una decisión, lo importante es que hagas lo que realmente sientes!”

Esto, a parte de ser una gran verdad (desde mi punto de vista), también ha sido una manera muy elegante (por su parte) de no tomar partido en los asuntos en los cuales le pedía consejo.. 🙂

Pero en el fondo tenía (y tiene) razón.

Si tuviese que escribir un post acerca de las reglas a tener en cuenta para tomar decisiones, una de ella seguramente sería esta: por mucho que te aconsejen los demás no te prives del privilegio de tomar la decisión que consideras más adecuada. Esto te permitirá entre otras cosas no buscar responsables en el caso en que resulte que no era la decisión correcta. En definitiva, decide por ti mismo!

Otros de las principios básicos podrían ser: no tengas miedo a equivocarte; en realidad el que no se equivoca es porque no decide. (entonces está muerto 🙂 ) En el fondo nadie se espera de nosotros que seamos infalibles (y si lo hace está muy equivocado, nadie lo es), es mucho más importante que seamos capaces de asumir nuestras responsabilidades cuando nos hemos equivocado que el simple hecho de que nos equivoquemos. Si nos equivocamos es porque somos humanos!

Y por último: es mejor pedir perdón que pedir permiso! No tengas miedo en tomar decisiones cuando crees que debes hacerlo, aunque tu jefe (tu pareja, madre, hermano o quien sea) debería haber dado su visto bueno. Si lo tienes claro y tu decisión finalmente se demuestra la correcta, ganaras confianza en ti mismo y harás que los demás ganen confianza en tu trabajo (ahorrándose ellos una parte del suyo).

Por lo tanto en tu trabajo, en tu vida familiar, en las relaciones con los demás, cada día, cada momento…decide! no seas

Por encima de todo: no pierdas el buen humor! Es lo que nos ayuda muchas veces a quitar un poco de tensión en los momentos difíciles y a tomas las decisiones con más serenidad.

Los que me siguen en Twitter saben mi afición (diversión) por la búsqueda de objetos que ayuden a tomar decisiones, además de accesorios interesantes para el iPhone y “tools” que ayuden a ganar followers en Twitter.(pero esto será argumento de otro post 🙂 )

Para que podáis tenerlos todos juntos y poder elegir el más adecuado en función de la decisión que vayas a tomar, os hago un pequeño resumen…

Kit básico para decisiones normales (el de la derecha)

Kit básico para decisiones normales (el de la derecha)

Kit básico para tomar decisiones importantes

Kit básico para tomar decisiones importantes

Kit básico para tomar decisiones de las que arrepentirse

Kit básico para tomar decisiones de las que arrepentirse

Kit básico para tomar decisiones del ultimo minuto

Kit básico para tomar decisiones del ultimo minuto

Kit básico para tomar decisiones sanas

Kit básico para tomar decisiones sanas

Kit básico para tomar decisiones que en principio puedes pensar que te vas a arrepentir, pero al final resultan correctas :-)

Kit básico para tomar decisiones que en principio puedes pensar que te vas a arrepentir, pero al final resultan correctas 🙂

Kit básico para decisiones refrescantes

Kit básico para decisiones refrescantes

a peticion de @awenworld he cambiado mi kit para decisiones refrescantes por este otro, q tmb vale para decisiones importantes de las cuales no hay que arrepentirse

a peticion de @awenworld he cambiado mi kit para decisiones refrescantes por este otro, que también vale para decisiones importantes de las cuales no hay que arrepentirse

Kit básico para decisiones que pueden esperar

Kit básico para decisiones que pueden esperar

Written by Marco Cimino

agosto 13, 2009 at 2:44 am

Joven aunque sobradamente preparado

with 2 comments

detalleAsteriscoEl  comentario de Alfonso, al que agradezco por participar en este blog, al post en el cual comentaba la iniciativa Rational Training Center que estamos llevando a cabo en Sowre me ha hecho reflexionar con respeto a la situación del mercado laboral de las empresas de tecnología en España, y me refiero a las empresas de consultoría, integradores, outsourcers y demás empresas que proporcionan al mercado servicios alrededor de la tecnología.

Creo que estamos viviendo en los últimos años una desalineación entre lo que pide el mercado y la evolución de la mayoría de las empresas que se dedican a este negocio.

Por un lado la necesidad del mercado, provocada por la propia evolución de la tecnología en los últimos años, es una demanda cada vez mayor de perfiles especializados.

Las empresas que utilizan la tecnología para llevar a cabo su actividad económica están focalizando sus recursos internos en el conocimiento de los procesos de negocio de la empresa y están demandando a empresas externas el proporcionar perfiles profesionales con un conocimiento profundo y cada vez más especialista de los diferentes productos, sistemas, arquitecturas, lenguajes, entornos, etc.

La complejidad, cada vez mayor, y la cantidad de productos, soluciones, fabricantes que encontramos hoy en día hace insostenible por parte de las empresas un modelo basado en disponer en plantilla a los diferentes perfiles profesionales necesarios para dar cobertura integral a todos los sistemas corporativos. Las empresas (sobretodo las de tamaño mediano) están obligadas a adoptar un modelo mixto en el cual los recursos internos conocen muy bien las necesidades de los usuarios y los perfiles especializados más orientados a tecnología (desarrolladores, expertos en seguridad, diseñadores web, arquitectos, analistas, networking, etc..) son contratados a empresas externas.

Por otra parte pero, las empresas que se dedican a ofrecer estos perfiles al mercado están adoptando cada vez más un modelo basado en la “polivalencia”. La necesidad de ofrecer un abanico cada vez más amplio de productos y servicios (o, dicho de otra forma, la coyuntura actual que obliga a disparar sobre cualquier cosa que se mueva) junto con el modelo americano “piramidal” de las grandes consultoras y su modelo de negocio basado en los grandes contratos de outsourcing, está provocando que los profesionales en España sean cada vez menos “especialistas” y más “generalistas”.

Como resultado final (y obviamente estoy exagerando para evidenciar el problema) nos encontramos por ejemplo que en lugar de tener a muy buenos desarrolladores, excelentes expertos en seguridad perimetral y/o aplicativa, arquitectos muy preparados, expertos en metodología, excelentes analistas funcionales, exagerados diseñadores web, etc.. nos encontramos con “mediocres jefes de proyecto / directores de equipo” que a la mañana siguiente de ser fichados han sido condecorados (por adelantado y con golpecitos en el hombro para animarles), preocupados más por el índice de rentabilidad de su equipo de trabajo que por el resultado del proyecto o la calidad del servicio proporcionado al cliente.

Recordando la frase de un amigo y antiguo compañero de trabajo: Para evaluar un perfil, lo tiramos a piscina.. si empieza a nadar quiere decir que es apto para el proyecto. Sino se ahogará y metemos a otro! El razonamiento cuadra al milímetro, pero no tiene en cuenta quien paga la cuenta: el cliente!

Es evidente que este modelo, viciado además por un mercado cada vez más competitivo en cantidad y precios, no encaja con lo que el mercado necesita: profesionales preparados, especializados y con la suficiente experiencia para garantizar los resultados y cumplir con las expectativas.

Necesitamos empresas que focalicen su oferta de servicios, formen a sus propios profesionales y se preocupen por la calidad y los resultados por encima de cualquier cosa. Y si eres un joven profesional en búsqueda de una oportunidad, huye de cualquier propuesta en la cual no se plantee un roadmap basado en formación, mentoring y medición de los resultados.

Lamentablemente la actitud y la experiencia no se enseñan en las universidades, y las dos cosas necesitan reposar el tiempo suficiente para madurar, completando el excelente nivel con el que los jóvenes profesionales llegan hoy en día al mundo laboral.

Written by Marco Cimino

agosto 9, 2009 at 1:47 am

Publicado en enterprise 2.0, reflexiono

Si no me sigues, no te sigo!

with 10 comments

heladoSigo aprovechando la tranquilidad de mi terraza por las noches para “chafardear” en Internet, curiosear en Twitter, reflexionar y postear alguna entrada “ligera”, fácil, que no obligue a pensar mucho.

(y suerte que me dije a mi mismo que tenía derecho a desconectar!)

Esta tarde aproveché unos minutillos libres para hacer las limpiezas de verano de mi cuenta de Twitter. Mujeres con intenciones dudosas, gurúes del marketing que te prometen ganar millones de dolares con sólo leer su libro (como dejar de fumar, pero que hay que creerselo un poco más), gurúes que no te prometen nada (vaya, un gurú sin promesas no es un gurú), personas que tienen millones de followers y un sólo tweet en su timelime (no me llaman la atención los milagros mediáticos) y un sinfín de contactos que aunque virtuales no acaban de hacerme ilusión.

Haciendo limpieza llegué a una lista (también bastante larga) de contactos a los que sigo pero que no me siguen, una especie de amores platónicos no correspuestos, personas que en algún momento añadí a mi lista de favoritos pero que no han hecho lo mismo conmigo. (por cierto, os aconsejo www.friendorfollow.com para poner un poco de orden y tweetblocker.com para bloquear a spammers y personas con intenciones poco claras; gracias a @rafamerida que me pasó este último enlace!)

Me paré a pensar un momento en las razones reales que me llevan a “seguir” a una persona en Twitter. A veces por recomendación (magnifico el #followfriday), a veces siguiendo el hilo de las conversaciones y otras veces buscando algún perfil en concreto. Al final la razón siempre es la misma (al menos en mi caso): establecer conversaciones con personas que por intereses, profesión o simplemente porqué te caen bien con el objetivo de enriquecer, compartir y muchas veces reírse un rato.

Hay casos concretos en los cuales sigues a una cuenta (normalmente de una empresa o institución) para estar informado acerca de productos, novedades, tecnología, el tiempo, la formula 1, etc.. este es otro de los motivos en los cuales no buscas compartir sino informarte. Pero por norma general lo que me atrae es establecer contactos con otras personas sin un objetivo concreto y sobretodo sin que necesariamente se tengan que cumplir unos parámetros cualitativos o cuantitativos en sus aportaciones a la twittsfera.

Es evidente que, como en la relaciones humanas (y reales), siempre buscamos algún tipo de afinidad para sentirnos cómodos con las otras personas, pero también es cierto que no podemos a priori descartar a nadie por su color, idioma, religión, profesión, etc.. Sin entrar en “palabras mayores” (no es mi intención, ni el contexto adecuado) simplemente me limito a pensar en voz alta: excluir a priori sin haber dado una oportunidad, a veces es negar esa oportunidad a nosotros mismos. Otra cosa es que en principio no te llame la atención establecer una “relación virtual” con un experto en pesca del mejillón amarillo de las islas Galápagos.

Volviendo al tema principal, si lo que busco es establecer una relación basada en la conversación y el intercambio de “valor” (aunque a veces simplemente una rato de buen humor), tiene sentido seguir a un Twittero que no hace lo mismo conmigo? Que tipo de conversación se puede establecer con una persona que a priori no te escucha? Dialogo de Besugos!

Y por lo tanto, lo siento: Si no me sigues, no te sigo! 🙂

Written by Marco Cimino

agosto 7, 2009 at 2:26 am

A %d blogueros les gusta esto: