Reflexiones 2.0 (Enterprise y Personales) de Marco Cimino

un momento de pausa entre la presión de cada día….

Si no me sigues, no te sigo!

with 10 comments


heladoSigo aprovechando la tranquilidad de mi terraza por las noches para “chafardear” en Internet, curiosear en Twitter, reflexionar y postear alguna entrada “ligera”, fácil, que no obligue a pensar mucho.

(y suerte que me dije a mi mismo que tenía derecho a desconectar!)

Esta tarde aproveché unos minutillos libres para hacer las limpiezas de verano de mi cuenta de Twitter. Mujeres con intenciones dudosas, gurúes del marketing que te prometen ganar millones de dolares con sólo leer su libro (como dejar de fumar, pero que hay que creerselo un poco más), gurúes que no te prometen nada (vaya, un gurú sin promesas no es un gurú), personas que tienen millones de followers y un sólo tweet en su timelime (no me llaman la atención los milagros mediáticos) y un sinfín de contactos que aunque virtuales no acaban de hacerme ilusión.

Haciendo limpieza llegué a una lista (también bastante larga) de contactos a los que sigo pero que no me siguen, una especie de amores platónicos no correspuestos, personas que en algún momento añadí a mi lista de favoritos pero que no han hecho lo mismo conmigo. (por cierto, os aconsejo www.friendorfollow.com para poner un poco de orden y tweetblocker.com para bloquear a spammers y personas con intenciones poco claras; gracias a @rafamerida que me pasó este último enlace!)

Me paré a pensar un momento en las razones reales que me llevan a “seguir” a una persona en Twitter. A veces por recomendación (magnifico el #followfriday), a veces siguiendo el hilo de las conversaciones y otras veces buscando algún perfil en concreto. Al final la razón siempre es la misma (al menos en mi caso): establecer conversaciones con personas que por intereses, profesión o simplemente porqué te caen bien con el objetivo de enriquecer, compartir y muchas veces reírse un rato.

Hay casos concretos en los cuales sigues a una cuenta (normalmente de una empresa o institución) para estar informado acerca de productos, novedades, tecnología, el tiempo, la formula 1, etc.. este es otro de los motivos en los cuales no buscas compartir sino informarte. Pero por norma general lo que me atrae es establecer contactos con otras personas sin un objetivo concreto y sobretodo sin que necesariamente se tengan que cumplir unos parámetros cualitativos o cuantitativos en sus aportaciones a la twittsfera.

Es evidente que, como en la relaciones humanas (y reales), siempre buscamos algún tipo de afinidad para sentirnos cómodos con las otras personas, pero también es cierto que no podemos a priori descartar a nadie por su color, idioma, religión, profesión, etc.. Sin entrar en “palabras mayores” (no es mi intención, ni el contexto adecuado) simplemente me limito a pensar en voz alta: excluir a priori sin haber dado una oportunidad, a veces es negar esa oportunidad a nosotros mismos. Otra cosa es que en principio no te llame la atención establecer una “relación virtual” con un experto en pesca del mejillón amarillo de las islas Galápagos.

Volviendo al tema principal, si lo que busco es establecer una relación basada en la conversación y el intercambio de “valor” (aunque a veces simplemente una rato de buen humor), tiene sentido seguir a un Twittero que no hace lo mismo conmigo? Que tipo de conversación se puede establecer con una persona que a priori no te escucha? Dialogo de Besugos!

Y por lo tanto, lo siento: Si no me sigues, no te sigo! 🙂

Anuncios

Written by Marco Cimino

agosto 7, 2009 a 2:26 am

10 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Me parece una reflexión muy válida, yo creo que seguir a quién no te “habla” no tiene mucho sentido. Excepto con las noticias que es información más o menos contínua.
    Voy a probar las dos URLs que has pasado.
    Muchas gracias,
    Elena

    Elena Enriquez

    agosto 7, 2009 at 7:03 am

    • Muchas gracias por participar.. y suerte por el lanzamiento de tu “nueva” empresa!!

      un abrazo!!

      mcimino

      agosto 7, 2009 at 2:21 pm

  2. Pués mira Marco, esta vez, no estoy muy de acuerdo, aunque me parece genial y totalmente válida tu determinación.
    Una de las muchas “gracias” de Twitter es su asimetría (a diferencia de Facebook) y creo que es uno de los elementos clave de su éxito.
    Yo sigo a personas que no me siguen y éso no me impide conversar con ellos, puesto que sólo estoy a un reply de ellos.
    Para generar conversación, basta con iniciarla, creo que es una cuestión de actitud.
    Un ejemplo lo tenemos en Guy Kawasaki, quien confesaba que sólo puede atender las mentions, y éso con un equipo de 3 personas. Yo dejé de seguirle porque me colapsaba mi timeline y el continúa siguiéndome pero no me oye.
    De todas formas es una buena reflexión.
    Gracias por compartirla con tod@s!

    Xavi Bermudez

    agosto 7, 2009 at 9:07 am

    • ..como siempre, gran consejero….equilibrado, justo, objetivo.. voy a decirte una cosa chaval (evidentemente sin quitar nada a nadie): por lo que te conozco, creo que eres la típica persona que (pudiendo elegir) me gustaría tener como hermano mayor!!

      un abrazo!!

      mcimino

      agosto 7, 2009 at 2:18 pm

  3. Gracias Marco por la mención ;-). Yo estoy muy de acuerdo con tu post, pero creo que también hay que entender, que aquella gente que tenga más de 1.000 o 2.000 followers en Twitter (algo que no eligen ellos…), no quieran o puedan seguir a esos miles de followers. Su timeline se haría inmanejable y se perderían gran parte de la conversación.

    saludos!
    Rafa

    Rafa Mérida

    agosto 7, 2009 at 9:34 am

    • Gracias por participar Rafa,

      es cierto, tienes toda la razón… evidentemente mi post se refiere a mi contexto personal, unos cuantos followers y uso “no-profesional” de la red.

      un abrazo!

      mcimino

      agosto 7, 2009 at 2:16 pm

  4. Caray Marco! Ya has hecho que me sonroje.
    Eres muy amable!
    (quizás si nos viéramos más a menudo cambiarías de opinión) 🙂

    Xavi Bermudez

    agosto 9, 2009 at 9:51 am

  5. Hola

    Permiteme, pero no estoy de acuerdo con la última parte de la entrada totalmente.

    LLevas toda la razón en un sentido lógico, y con un 95% de mis “followers” en twitter me ocurre lo mismo. Pero queda el 5% que se sale de la “normalidad”.

    Digamos que yo sigo a X pero esto no hace lo propio conmigo, pero por alguna razón me interesan “sus aportaciones” y día tras día me niego a desfollowearlo, pues a veces llega el día que el me followea y hasta entabla una conversación conmigo. Que X sume valor a mi Timeline perdona que no esté en la “conversación”. Porque me ha pasado la inversa, seguirlo, ver que no me sigue, desfollowearlo y ver a las semanas que el me followea y encima me habla,se me queda cara de situación.

    También en ocasiones encuentras seguidores que por h o por b no tienes compatibilidades con él (lenguaje, esnobismo…..) y acabas por sacarlo a pesar de que él si te siga. Porque cuando usas Twitter desde el movil y llegas a cierto número de gente a la que sigues hay que filtrar muy a mi pesar.

    Osea, que como en todo en la vida, en ocasiones hay que ser flexible ;D.

    Un saludo y gracias por permitirnos leerte.

    Mere

    septiembre 9, 2009 at 5:02 pm

    • Estoy de acuerdo contigo,

      como en todas las cosas entre el blanco y el negro hay un universo de tonalidades de grises que no puedes evitar 🙂

      mi post es una declaración de intenciones, que seguramente tendrá sus excepciones.

      gracias por pasarte por aquí

      Marco Cimino

      septiembre 9, 2009 at 5:46 pm

  6. Buenas Marco,

    hace algún tiempo que te sigo por aquí pero no había hecho el paso de participar.

    En general bastante de acuerdo con el post. Si que es verdad como dice Xavi Bermudez que la asimetría del canal era un atractivo, pero este a desaparecido en el momento en que los replies y los direct messages no son visibles para las personas que no te siguen, así pues, digamos que no hay conversación si no hay reciprocidad.

    Yo sigo a personas que no te siguen simplemente por que lo que publican es interesante o es susceptible a serlo pero es verdad que te sientes un poco impotente cuando en respuesta a algún tweet intentas aportar a la conversación y tu mensaje se pierde en el éter. Por eso, tal como dices, en la mayoría de casos no tiene sentido seguir a alguien que no te sigue, a no ser que aceptásemos al “voyeur” que llevamos dentro.

    Marc

    septiembre 10, 2009 at 2:34 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: